Vocero de la CEA precisa situación de pedido para beatificar a Eva Perón



El encargado de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), P. Máximo Jurcinovich, realizó algunas precisiones respecto a la solicitud que hizo la Confederación General del Trabajo para iniciar un proceso de beatificación de Eva Perón.

El consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) presentó el 30 de octubre una solicitud al Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli, para que se inicie un proceso de beatificación de Eva Duarte de Perón, más conocida como “Evita”.

Eva Duarte de Perón fue una humilde joven que se convirtió en primera dama de Domingo Perón, durante su primer periodo presidencial. Evita falleció en 1952 a los 33 años. 

En ese tiempo desarrolló una labor social en favor de los más desposeídos, impulsó el voto femenino en Argentina y con su carisma conquistó a la clase trabajadora del país.

«A cien años de su nacimiento, superadas dilaciones y divisiones inconducentes para el bien común, cuando su figura y obra han alcanzado el justo valor trascendente que poseen para nuestro pueblo y para todos los pueblos del mundo con sed de justicia, solicitamos que nuestra Iglesia acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para felicidad de nuestros fieles y santos», describió un comunicado de la CGT.

La carta fue firmada por el secretario de prensa, Jorge Sola; el secretario de Derechos Humanos, Julio Piumato; y los secretarios generales, Carlos Acuña y Héctor Daer.

El P. Máximo Jurcinovich dijo a la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA)

que la solicitud es “el procedimiento habitual de un grupo de creyentes que piden al obispo de un lugar determinado que se abra un proceso de beatificación, a partir de que ellos reconocen virtudes heroicas en una persona”.

“Este procedimiento siempre se realiza en el lugar donde la persona ha fallecido y una vez recibido la solicitud, el obispo de la jurisdicción evalúa el pedido”, indicó. 

El vocero episcopal agregó que “por ahora lo único que ha existido, es una carta que se ha hecho pública y que contiene ese pedido al Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli”. 

Cabe recordar que el proceso que define la santidad de una persona en la Iglesia Católica requiere años de investigación y comprobación de información, hechos y milagros realizados a través de su intercesión. 

Para iniciar una causa es necesario que pasen al menos cinco años desde la muerte del candidato y que se inicie en el lugar donde falleció.

Cuando se constituye el primer tribunal revisor de la información presentada, el candidato recibe el nombre de Siervo de Dios. Tras varias etapas de confirmaciones pasa a llamarse Venerable.

Una vez que se compruebe la veracidad de un milagro ocurrido por su intercesión, procede la beatificación; y el último paso es el reconocimiento de otro milagro que permita la declaración de santidad.

Breve historia de Eva Duarte de Perón

María Eva Duarte Ibarguren nació en Los Toldos, Buenos Aires, el 7 de mayo de 1919. Tuvo cuatro hermanos.

Después de vivir un tiempo en Junín, se mudó a Buenos Aires a los 15 años con la intención de convertirse en actriz a pesar de no tener recursos ni educación.

Logró su cometido y se convirtió en actriz de cierto renombre, incluso a encabezó un programa de radio.

Conoció al coronel Juan Domingo Perón en 1944 y dos años después se casó. 

En febrero de 1946 Perón fue electo presidente de la Argentina, cargo que ocupó hasta 1955.

En su rol de primera dama, Eva Perón trabajó para obtener el voto femenino y fundó la rama femenina del peronismo. 

Su rol social se desarrolló a través de la Fundación Eva Perón, con la creación de hospitales, hogares para ancianos y madres solteras, policlínicos, escuelas e incluso una ciudad Infantil. Además, entregaba asistencia a los necesitados y organizaba torneos deportivos infantiles y juveniles.

Su carisma le permitió acercarse y tener la simpatía de grupos sindicalistas y trabajadores.

El 26 de julio de 1952 a la edad de 33 años, Eva Perón falleció de cáncer. 





Fuente