Una escuela enfocada en el aprendizaje diferente de niños y niñas


La educación diferenciada entre niñas y niños es una opción recomendable teniendo en cuenta los ritmos de aprendizaje de ellas y ellos. Lo afirma David Armstrong, director ejecutivo de la International Boys School Coalition (IBSC).

Este experto afirma que su visión de la escuela se ve apoyada por los estudios científicos, que muestran las diferencias entre el cerebro del varón y el de la mujer. Ante esta realidad, la escuela se encuentra ante dos ritmos de aprendizaje distinto: «Las niñas se desarrollan antes física y socialmente, y tienen más habilidades para la escritura y la lectura. En cambio, los niños son más espaciales y visuales y aprenden más fácilmente a través de la acción que de las palabras». 

Armstrong propone enseñar a los niños varones con más juego, movimiento, espacio, acción y descanso. “Aprenden mejor cuando se les ofrece el contenido en pequeñas proporciones“.

En su opinión, «el aula mixta tradicional, que favorece el aprendizaje verbal y auditivo, podía poner en desventaja a un niño activo». 

El hecho de que en la escuela se eduque a niños y niñas por separado no fomenta el sexismo ni contribuye a perpetuar los roles patriarcales o los estereotipos de género.

GIRLS

Shutterstock | fotosparrow

Obama lo implementó en barrios humildes

Uno de los ejemplos de que esta educación diferenciada funciona, explica Armstrong en un artículo publicado en España, es la política que se aplicó en Estados Unidos durante el mandato de Obama. En los barrios más humildes se promovió entonces como sistema de aprendizaje para evitar el fracaso escolar y mejorar los resultados.

La International Boys School Coalition (IBSC) agrupa colegios públicos, privados y concertados. Su próximo encuentro mundial, en el que ya están trabajando, tendrá lugar del 8 al 11 de julio de 2020 en España, en el colegio Viaró de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).



Fuente