Término género se refiere a la identidad sexual masculina y femenina



El Vaticano señaló que entiende el término “género” o “estereotipo de género” en razón “a las diferencias sexuales basadas en la identidad masculina y femenina”.

Así lo indicó la Santa Sede en un comunicado publicado este 2 de diciembre sobre la reunión de los ministros de educación de los estados de la Convención Cultural del Consejo de Europa, realizada en París (Francia) el 26 de noviembre.

El texto señala que ese día los ministros “adoptaron una declaración en la que se comprometen a que las escuelas garanticen, desde una edad temprana, la adquisición de las competencias digitales necesarias para vivir en una sociedad democrática, en particular las que promueven la formación de un espíritu crítico, la participación ciudadana y la responsabilidad ecológica”.

“Al adherirse al texto adoptado por la Conferencia, la Delegación de la Santa Sede emitió una declaración interpretativa, recordando una vez más que entiende los términos ‘género’ o ‘estereotipos de género’ como referidos a las diferencias sexuales basadas en la identidad masculina y femenina”, destacó el comunicado.

La ideología de género o enfoque de género es una corriente que considera que el sexo no es una realidad biológica sino una construcción sociocultural. Actualmente varios gobiernos intentan imponerla a través de la educación de los niños y jóvenes.

El comunicado resaltó también que “la revolución digital plantea nuevos retos para la escuela del siglo XXI: por un lado, ofrece nuevas y potentes herramientas; por otro, requiere con una urgencia cada vez más creciente identificar criterios éticos compartidos para formar a niños y jóvenes en la utilización de la gran cantidad de datos disponibles, aprovechando su potencial y conociendo al mismo tiempo los riesgos de manipulación asociados al tratamiento masivo de datos, así como los peligros derivados de la intrusión en la esfera privada y del ciberacoso”.

La Santa Sede, que es parte en la Convención Cultural desde 1962, estuvo representada en la Conferencia por el Nuncio Paolo Rudelli, y  por Mons. Yovko Pishtiyski, consejero de nunciatura.

En su discurso, Mons. Rudelli recordó el llamado del Papa Francisco en favor de una reconstrucción del pacto educativo, “basada en la interacción de todos los implicados en la educación, principalmente los niños y los padres, en la apertura a todas las dimensiones de la persona humana, incluyendo la espiritual, y en la participación activa en el bien común, que lleva a los jóvenes a cuidar de su comunidad, de su país y de la casa común que es el planeta tierra”.

Los ministros de educación también debatieron la propuesta francesa de crear un observatorio de la enseñanza de la historia en el Consejo de Europa.





Fuente