Son 27 en los últimos siete años


Como ya es una terrible costumbre en México, este viernes la Iglesia católica volvió a ser víctima de la violencia con el asesinato, ayer jueves por la noche, de otro sacerdote.

En efecto, según informa el Centro Católico Multimedial (CCM), el observatorio que dirige el sacerdote paulino Omar Sotelo, la noche de este jueves 22 de agosto fue asesinado el padre José Martín Guzmán Vega de 55 años de edad.

El padre Guzmán Vega era párroco de la parroquia Cristo Rey, situada en el ejido Santa Adelaida, a unos 22 kilómetros al sur del Municipio fronterizo con Estados Unidos de Matamoros (Tamaulipas).

Los primeros informes que se han podido recabar señalan que la noche del jueves ceca de la 22:00 horas (hora central de México), el padre regresaba, tras ir a comprar sus alimentos, a la parroquia cuando fue herido en varias ocasiones con arma blanca.

Los vecinos de la comunidad de Santa Adelaida escucharon gritos de auxilio al interior de la parroquia, al acercarse vieron al padre José Martín herido de gravedad por lo que fue trasladado de emergencia al Hospital General de Matamoros para ser atendido.

En el trayecto, el auto particular que llevaba al sacerdote fue interceptado por una ambulancia de la Cruz Roja y conducido al Hospital pero, minutos después de haber arribo a éste, falleció.

Del crimen ya tomó conocimiento la Policía Investigadora de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas (PGJT), quien investigan el móvil del asesinato y ya buscan al homicida u homicidas.

El asesinato del padre Jose Marín Guzmán, primero en es este año, se suma a la larga lista de religiosos asesinados en los últimos años.

Con la muerte del padre José Martín son 27 sacerdotes asesinados del años 2012 al 2019. Sin embargo, en lo que va de este año se han registrado varios incidentes en contra de sacerdotes y religiosos, tal es el caso de un sacerdote herido por arma de fuego en Cuernavaca Morelos y amenazas de muerte a sacerdotes en diversas zonas de Veracruz.

 

 



Fuente