Senado de Alabama aprueba ley que prohíbe aborto



El Senado de Alabama (Estados Unidos) aprobó recientemente un proyecto de ley que prohíbe el aborto bajo casi todas sus causales.

Asimismo, de acuerdo al proyecto aprobado el jueves 9 de mayo, los médicos que practiquen un aborto podrían enfrentar entre 10 años de prisión a cadena perpetua.

La Ley de Protección de la Vida Humana (HB314), que se espera sea firmada por el gobernador Kay Ivey, hará que el intento o la realización de un aborto sea considerado como delito grave.

“El proyecto de ley aprobado el jueves está diseñado para confrontar una decisión que tomaron los tribunales en 1973, donde señalaron que el bebé en el útero no es una persona”, dijo la parlamentaria Terri Collins, promotora del proyecto de ley en la Cámara de Representantes de Alabama.

Por su parte, el Obispo Robert Baker, de Birmingham, dijo en abril que la legislación refleja «el fuerte compromiso que la gente de Alabama tiene con la vida».

“Apoyo firmemente estos proyectos de ley y respaldaré los esfuerzos de estos legisladores para promover la vida y, con suerte en un futuro próximo, eliminar este mal que conocemos como aborto desde dentro de los límites del Estado de Alabama”, enfatizó.

Además, reafirmó su deseo por “convertir el asesinato de niños no nacidos en nuestro país en algo que ya sea visto como otra cosa que lo que es: el asesinato horrendo e inhumano de los más inocentes entre nosotros».

La ley aplicaría solo a médicos y no a las madres, quienes no enfrentarían sanciones penales por someterse a abortos, de acuerdo con los promotores de la ley.

«Este proyecto de ley aborda ese tema: ¿es ese bebé en el útero una persona? Creo que nuestra ley lo dice claramente», dijo Collins.

Durante la semana pasada, el Senado estatal fue escenario de fuertes discusiones mientras se debatía sobre si debería contemplarse en el proyecto de ley una exoneración para casos de violación o incesto.

La medida incluye una disposición que permitiría el aborto solo en los casos en que “el aborto sea necesario para prevenir un riesgo grave para la salud de la madre del niño por nacer».

En este caso, el proyecto de ley define un riesgo grave para la salud como una condición que requiere un aborto «para evitar la muerte (de la madre) o para evitar un riesgo grave de deterioro físico importante de una función corporal».

El proyecto aprobado por el Senado podría llevar a una reversión del fallo Roe v. Wade de la Corte Suprema de Estados Unidos, que abrió las puertas al aborto en todo el país en 1973.

“La ley debe usar realmente el mismo lenguaje que se aborda en Roe vs. Wade. Por lo tanto, espero que finalmente el proyecto sea elevado completamente a la Corte Suprema para que finalmente se anule «, dijo Collins.

Traducido y adaptado por Carla Marquina García. Publicado originalmente CNA.





Fuente