Proteger a niños de abusos, el Papa convocó a líderes de la Iglesia del mundo


Tras los escándalos de Chile, Pennsylvania y Alemania Papa Francisco quiere poner fin a esta lacra

El papa Francisco se reunirá del 21 al 24 de febrero de 2019 junto con los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo para reflexionar sobre el tema de los abusos sexuales,  la protección de los menores y adultos vulnerables, según informó este miércoles 12 de septiembre en un comunicado el consejo de cardenales (C9) que asesoran al pontífice en la reforma. 

La noticia llega al mismo tiempo que estalla un nuevo escándalo en Alemania y sigue el paso a otros informes ya publicado en Australia y Estados Unidos, Pennsylvania. Precisamente, hoy se ha dado a conocer  un informe interno elaborado por encargo de la Conferencia Episcopal alemana que documenta un total de 3.677 casos de abusos sexuales , cometidos por 1.670 religiosos católicos desde 1946 hasta 2014, según revela la edición digital del semanario “Der Spiegel”.

Apoyo del Consejo de Cardenales

El Papa Francisco después de escuchar al Consejo de Cardenales ha decidido la reunión para prevenir los abusos de conciencia, de poder y sexuales por parte de representantes del clero. “Durante la XXVI reunión, que tuvo lugar del 10 al 12 de septiembre, el Consejo reflexionó ampliamente junto con el Santo Padre sobre los temas de los abusos”.

Asimismo, los prelados confirman su apoyo y solidaridad hacia el Papa Francisco respecto a los sucesos de las últimas semanas. Probable referencia a las reacciones y divisiones que ha suscitado, especialmente en Estados Unidos, la carta del ex nuncio en Washington, Carlo Maria Viganò quien ha pedido el 26 de agosto pasado la renuncia de Papa Bergoglio y acusándolo de encubrir los abusos del ex cardenal destituido por el mismo pontífice, Theodore MacCarrick.

Se trata de una decisión importante, la reunión de todos los presidentes de las Conferencias Episcopales tuvo lugar la última vez en 1985 en Roma, algo distinto a las convocaciones relacionadas a los Sínodos extraordinarios y ordinarios sobre la familia y el próximo sobre la vocación juvenil de octubre 2018. Normalmente, son reuniones de obispos cabezas de las distintas comunidades que se encuentran a nivel local alrededor de un tema común: Obispo de América Latina, de África, etc. Ahora el Papa quiere reunir a todas las fuerzas episcopales para luchar juntos compactos contra la lacra de los abusos. 

Nueva Constitución Apostólica 

Asimismo, durante la 26ª sesión de trabajo del C9, los prelados se dedicaron a los ajustes del texto de la nueva Constitución Apostólica de la Curia Romana, cuyo título provisional es Praedicate Evangelium. El Consejo de Cardenales ya entregó el texto provisional al Papa que, sin embargo, está destinado a una revisión estilística y una relectura canónica, es decir un control de los abogados expertos en derecho eclesial. 

Tal como se anunció el pasado lunes, durante la primera reunión de esta sesión, el Consejo de Cardenales ha pedido al Papa de reflexionar sobre el trabajo, la estructura y composición del Consejo, teniendo en cuenta la edad avanzada de algunos miembros, informó la Subdirectora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Paloma García Ovejero. 

En la reunión del consejo no estuvieron presentes el cardenal George Pell,  que enfrenta un juicio por abusos en Australia y el cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien en Chile ha sido más veces acusado del encubrimiento del sacerdote chileno, Fernando Karadima, además por su desatención de los reclamos de las víctimas, además estuvo ausente el cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, Arzobispo de Kinshasa, República Democrática del Congo. 

La macha de los abusos se extiende…

Tras el informe de Australia y de Pennsylvania y los casos de Chile, hoy salió a la luz un nuevo informe comisionado por la Conferencia Episcopal de Alemania que tras los escándalos sexuales de 2010 insistió en evaluar la situación actual para actuar una prevención eficaz.

El informe divulgado por el semanario Der Spiegel, revela que la mitad de las víctimas de esos miles de casos eran menores de 13 años y en uno de cada seis casos se trató de “alguna forma de violación”. Por ende, afirman los expertos que este tipo de situaciones se han vuelto un problema endémico y persistente en la Iglesia, según cita la publicación documentación recabada por los estudiosos de las Universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen, que realizaron la investigación. 



Fuente