Papa Francisco recibe víctimas que publicaron informe sobre abusos en la Iglesia en Polonia



El Papa Francisco recibió a una delegación de víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia en Polonia; además durante el encuentro le presentó un informe sobre los casos ocurridos en el país europeo.

El encuentro se realizó el miércoles 21 de febrero luego de la Audiencia General.

Durante el encuentro el Pontífice besó las manos de uno de los participantes. “Para las víctimas de Polonia fue un momento fuerte ver este gesto”, dijo Anna Frankowska de la organización Have No Fear (No tengan miedo) en declaraciones a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

“Reconocemos que fue un gesto muy simbólico, pero no es suficiente. Estamos pidiendo una acción específica”, agregó.

En el encuentro el grupo le entregó al Papa una copia en español del informe que publicó sobre “violaciones de la ley civil y canónica por parte de obispos polacos en el contexto de sacerdotes que abusaron sexualmente de menores”.

El documento de Have No Fear acusa a 24 obispos eméritos y actuales de haber protegido o transferido a sacerdotes abusadores. Al menos 11 de los casos listados en el informe ocurrieron después de 2005, mientras otros cuatro habrían sucedido entre 2011 y 2012.

Uno de los casos se refiere al P. Roman Kramek, quien habría abusado de una menor de 17 años en Estados Unidos y que fue transferido a Polonia en 2009. En este país, afirma Have No Fear, el sacerdote seguiría trabajando en una parroquia.

Los obispos polacos respondieron al informe “condenando firme y decididamente todos los abusos sexuales de menores en la Iglesia y en toda la sociedad”.

“En la Iglesia Católica, todo creyente puede presentar su caso al Santo Padre como Pastor supremo. La Santa Sede, por otro lado, tiene la oportunidad de evaluar y verificar los casos reportados”, dijo a CNA el P. Pawel Rytel-Andianik, vocero de los prelados de Polonia.

En agosto de 2018 los obispos desarrollaron un programa de prevención de abusos para las diócesis. Unos años antes, en 2014, se estableció un centro de protección de menores.

Para Frankowska, la situación de Polonia es similar a la de la Iglesia en Chile respecto a los abusos.

“Miramos particularmente la situación de Chile, donde el Papa ha aceptado renuncias de obispos. Creemos que la situación en Polonia es muy similar y ha llegado la hora de actuar”, dijo la representante de Have No Fear.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA





Fuente