Obispo pide no sacralizar todo lo indígena



Mons. Medardo de Jesús Henao del Río, Vicario Apostólico de Mitú (Colombia) intervino este jueves en la rueda de prensa de la Sala Stampa del Vaticano y dijo que “no podemos sacralizar todo lo indígena, ni satanizarlo”.

El Obispo animó a tomar los elementos, situaciones y celebraciones indígenas “que tienen, lo que diría San Irineo, semillas del verbo y semillas de Dios” y alentó a estudiar los mitos de las comunidades indígenas, para saber qué significan sus ritos y cómo los pueden aceptar; y presentó la figura del diácono como la de “servidor de la comunidad”.

Explicó que recientemente ordenó un diácono indígena por los ritos romano e indígena y precisó que realizó el rito de ordenación diaconal “hasta el momento de entregarle el Evangelio”.

Después los líderes indígenas de la comunidad “le pusieron una corona como signo del hombre que adquiere sabiduría dentro de la comunidad y que va a guiarla. Esto no es ningún rezo, es un distintivo”.

“La comunidad lo acoge y les dice ‘usted nos va a ayudar’ (…). No es mezclar, es asimilar ciertos valores que tienen la comunidad indígena que van en común con el valor cristiano”, subrayó Mons. del Río.

Además recordó las palabras del Papa Francisco en las que aseguraba que los diáconos “no es para que estén sirviendo en una liturgia al lado del obispo o del sacerdote”, y destacó que se trata de “un ministerio que tiene mucha consonancia con toda la tradición indígena”.

El Vicario Apostólico de Mitú mostró la posibilidad de introducir algunos ritos de los indígenas de la Amazonía, como el llamado ‘rabí curí’ que realizan cuando una comunidad tiene abundancia de alimentos y la comparte con otra.

“Dentro de la Eucaristía se pasa recogiendo la ofrenda. Aquí ellos mismos se acercan al altar, hacen su danza alrededor y colocan la ofrenda allí, sus productos. Son ritos, situaciones dentro de la celebración que para ellos está compaginada a la cultura y vivencia cristiana”.

No es poner que cogemos todo lo indígena para asimilar a lo cristiano, sino elementos, situaciones y celebraciones que tienen, lo que diría San Irineo, semillas del verbo y semillas de Dios”, aseguró el Prelado. 

También subrayó que primero se celebraba la Eucaristía en latín y después en español, pero ahora se está buscando “hacer las traducciones que se les pueda hablar en su lengua, los cantos en su lengua”.





Fuente