Letanía para una muerte feliz


Aquí una Letanía para una muerte feliz del tesoro de las oraciones de la Iglesia que resume la esperanza de nuestras almas, invocando la infinita misericordia de Dios:

Cuando la oscura hora de la muerte en sus terrores se acerque,
y esté convocado a abandonar las diversiones y la alegría de la tierra,
cuando me despida de todos con un largo suspiro de adiós,
entonces, Jesús misericordioso, ten piedad de mí.

Cuando la nube fría de la muerte sombree mi frente,
cuando ya no pueda ver más a los amigos que amo,
cuando bajo la presión de la enfermedad me incline,
entonces, Jesús misericordioso, ten piedad de mí.

Cuando los fantasmas oscuros y sombríos infesten mi alma,
y se esfuercen para que desconfíe de ti,
Cuando en cuerpo y mente sea un extraño para descansar,
Entonces, Jesús misericordioso, ten piedad de mí.

Cuando los pocos que me han amado ardientemente abajo
lloren y supliquen perdón de ti,
¿Te suplicaré humildemente que tengas piedad?
Entonces, Jesús misericordioso, ten piedad de mí.

 



Fuente