La vida emerge en medio de un infierno de lodo y lluvia


Más de 1500 afectados en varias regiones del país sudamericano debido a los desplazamientos de tierra. Horas de solidaridad y oración para con los afectados.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Su familia nunca perdió la fe y su historia se ha transformado en un verdadero milagro en las últimas horas en Perú, país sacudido por fuertes lluvias y huaicos (desplazamientos de tierra).

Se trata de Valentino Centeno, un joven de 38 años con síndrome de down que fue encontrado vivo, aunque inconsciente y en posición fetal, cubierto de lodo luego de permanecer 26 horas enterrado.

Gracias a la labor de los rescatistas fue posible que Valentino regresara con su familia, pues inmediatamente fue trasladado a un módulo especial prefabricado establecido en la zona de la tragedia.

Su historia, reproducida por La República y que conmueve a Perú por estas horas, tiene que ver con una catástrofe que atraviesa el país sudamericano desde hace varios días y que ha dejado más de 1.500 afectados –según estimaciones oficiales- en lugares como Arequipa, Moquegua y Tacna debido a las intensas lluvias, desborde de ríos y huaicos (desplazamiento de tierras).

Pero la situación dramática en cuanto a las intensas lluvias se traslada también a otros puntos del país y las autoridades continúan haciendo los relevamientos pertinentes para conocer de primera mano la magnitud de lo acontecido.

Pero por estas horas los esfuerzos de los rescatistas no se agotan en historias extraordinarias como la de Valentino, pues las labores continúan en procura de encontrar vida entre el fango debido a que aún permanecen muchos desaparecidos.

Las imágenes de la tragedia aquí:

 

 

Cáritas del lado de los afectados

Karla Auza, responsable de Imagen Institucional de Cáritas Perú, confirmó a Aleteia el inicio en las últimas horas de la campaña de ayuda para con los afectados por los huaicos.

En ese sentido, a través de la puesta en marcha de un protocolo de emergencia hasta el 28 de febrero en el que se establecen los mecanismos de donaciones y colaboración para con los afectados.

Las donaciones se podrán recibir en el local de Cáritas Perú  (calle Omicrón 492, Parque internacional de Industria y Comercio – Callao, a la altura de la cuadra 58 de la  AV. Colonial, frente a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos)

Sin dudas estas horas son fundamentales para ayudar a los damnificados. Recemos para las víctimas, sus familias y para que se sigan dando milagros como el de Valentino, una clara señal de que también es posible que la vida emerja en medio de un infierno de lodo.

 

 



Fuente