La Iglesia insiste en el llamado a preservar la paz


Mientras el ahora renunciante presidente Evo Morales viajaba rumbo a su asilo en México, la situación de Bolivia seguía compleja por estas horas y acaparando la atención internacional.

En ese sentido, por ejemplo, las Fuerzas Armadas tuvieron que salir a las calles para neutralizar junto a la Policía a grupos vandálicos, al tiempo de que por delante quedaba por resolver de qué manera se podría solucionar el tema del “vacío de poder” suscitado.

 


Te puede interesar:
Bolivia, la renuncia de Evo Morales y un contundente llamado de la Iglesia a la paz

 

Preservar la paz

Es en medio de este difícil contexto que en las últimas horas una vez más la Iglesia en Bolivia se pronunció públicamente a través de un comunicado en el que le han pedido tanto a la Policía como a las Fuerzas Armadas que puedan ofrecer –desde su responsabilidad constitucional- “garantías para la pacificación del país de manera especial resguardando los bienes públicos”, así como la vida de las personas, haciendo énfasis en la necesidad de que todo se desarrolle en paz.

“También nos dirigimos a los fiscales prepuestos a garantizar el orden y la ley, en este momento parar las aprensiones, respetar las garantías y derechos personales de todas las personas, pero de manera especial de políticos, dirigentes, directores, diputados u otras personas de ambos o todas situaciones políticas que hay en el país”, prosiguen.

“Esto para no crear ulteriores dificultades y movimientos dentro de la población”, expresan.

“Y al final llamamos a todo el pueblo que está presente en Bolivia, personas de buena voluntad, para que vivamos este momento tan álgido, tan difícil, con tranquilidad, evitando desmanes, evitando que personas infiltradas puedan alterar el clima de paz. Y que todos podamos poner un granito de arena para la pacificación del país”, añaden.

 

 

Antes, ni bien conocida la noticia de la renuncia de Morales a la Presidencia, la Iglesia también había pedido una urgente salida pacífica y había hecho énfasis en que lo que “había sucedido en Bolivia no era un golpe de Estado”.

Sigamos rezando por la situación de este país sudamericano en estas horas tan arduas para que definitivamente pueda haber paz y se recupere la senda institucional.

 


Te puede interesar:
Papa Francisco pide paz ante “los resultados del proceso de revisión de las elecciones” de Bolivia


Te puede interesar:
“¡No más violencia en Bolivia!”: La Iglesia clama diálogo ya


Te puede interesar:
Bolivia: Fernando Camacho, el desafiante de Evo Morales y un Cristo protagonista

Oración en Bolivia: 

 

 



Fuente