Julia Roberts, “madre coraje” contra el bullying


Steve Granitz / WireImage

La película “Wonder” llega a la cartelera navideña con una actriz en plena madurez y en defensa de los niños que sufren maltrato escolar

Acaba de cumplir 50 años y está espléndida, por dentro y por fuera. Julia Roberts, la sonrisa de América, no ha estado nunca dispuesta a quedarse con la fama que le dio “Pretty Woman” junto a Richard Gere.

Julia selecciona cuidadosamente sus papeles y aparece no con demasiada frecuencia pero cuando lo hace es para quitarse el sombrero.

Si por un lado estos días repite como estrella rutilante del anuncio de la fragancia de Lancôme “La vie est belle”, en el que aparece con un vestido de noche espectacular, por otro no tiene inconveniente en casi esconder su belleza como protagonista de la película “Wonder”, que se acaba de estrenar en la gran pantalla.

El filme “Wonder” es la versión audiovisual del libro “La lección de August” de R. J. Palacio, best seller mundial, que relata la historia de un “niño monstruo” en su proceso de integración escolar.

La película aborda la cuestión del acoso en las escuelas y este punto fue el que hizo que Julia Roberts se enamorara del papel y decidiera poner en marcha los mecanismos para que Hollywood emprendiera la producción del filme y decidieran adjudicarle a ella el papel de madre.

Madre de tres hijos

En la vida real, Julia tiene tres hijos y fue esa experiencia personal la que la motiva a luchar ahora contra el bullying: “Animo a cualquiera que sea objeto de burlas a que lo comunique a un adulto”, ha expresado la actriz, quien manifestó que “no hay que mantener en secreto el bullying“.

El protagonista de “Wonder” (que promete ser un buen filme de la cartelera navideña) es Auggie, un niño con síndrome de Treacher-Collins, una malformación craneofacial congénita, que ha sido sometido a 27 operaciones. Todo parece un desastre en su corta vida, pero el tesón de sus padres (en especial la “madre coraje” Julia Roberts) logra dar un vuelco a la vida del niño y a los que tiene a su alrededor.

El papel de “madre coraje” es un territorio en el que Julia Roberts se encuentra como pez en el agua, tal como demostró en la fabulosa Erin Brokovich, en la que encarnaba el espíritu luchador de una mujer con problemas económicos por sacar adelante la familia y con un gran rival profesional contra quien luchar por una cuestión de justicia.

 

 



Fuente