Jesuitas en Chile sancionan a sacerdote por “transgresiones de naturaleza sexual”



La Compañía de Jesús en Chile sancionó al sacerdote Juan Pablo Cárcamo por hechos que no se acreditaron como delitos canónicos, pero que son considerados “transgresiones de naturaleza sexual”.

En un comunicado del 22 de marzo de 2019, la institución señaló que el provincial P. Cristián del Campo impuso al denunciado “la medida de prohibición por diez años de acompañamiento espiritual de personas y dirección de retiros espirituales, y la supervisión periódica por parte de dos jesuitas en el ejercicio de su ministerio sacerdotal”.

La sanción se da luego de concluir la investigación canónica realizada por el abogado Waldo Bown y la consulta a canonistas, frente a dos denuncias recibidas en 2018 contra del P. Cárcamo.

La Compañía aclaró que estas denuncias “no involucran a menores de edad” y que se refieren a “hechos que, sin acreditarse como delitos canónicos, fueron consideradas transgresiones de naturaleza sexual a dos mujeres, en un caso ocurridas a comienzos de los años noventa y en el otro, a mediados de la década pasada”.

“La Compañía de Jesús reitera su compromiso con el cuidado de las personas y la promoción de ambientes sanos y seguros”, concluye el comunicado.

Cierre de investigación previa

En la misma jornada, la Compañía de Jesús en Chile emitió otro comunicado en el que informó sobre el término de una investigación previa al P. Eduardo Ponce, denunciado por presunto abuso sexual a un menor.

Según explicó la institución, la denuncia se refiere a “una acción de connotación sexual a un menor de 17 años de edad”.

La investigación realizada por la abogada Ximena Marcazzolo concluyó el 25 de enero de 2019 y “no acreditó la verosimilitud del delito denunciado”, indicó la Compañía.

“De todos modos, dado que las causas de menores están reservadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, todos los antecedentes de la investigación han sido remitidos a la Curia General de la Compañía de Jesús en Roma para su conocimiento. Igualmente, los antecedentes han sido presentados ante la Fiscalía Nacional”, señala el comunicado.

Una vez iniciada la investigación previa el P. Ponce quedó suspendido del trabajo pastoral con menores. La Compañía de Jesús indicó que continuará con esta medida “hasta que se reciba respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

“Nos unimos al esfuerzo que está haciendo toda la Iglesia para desterrar cualquier tipo de abuso y formar comunidades sanas y seguras para todos aquellos que se acercan a nosotros y esperan un espacio de confianza para vivir su fe o recibir la ayuda de nuestras obras e instituciones”, concluyó la institución.





Fuente