¿Has reído con el ave azul del film Río? Recuérdalo, está extinto en su hábitat


Una especie de ave que invita a la reflexión sobre los efectos devastadores de la deforestación y el cuidado de la “casa común”

Grandes y chicos se han reído con él gracias a “Río”, una la película de animación de 20th Century Fox, cuya primera versión se estrenó en 2011.  Es ahí donde aparece el adorable Blu, un guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii ) que se caracteriza por su color azul (de ahí el nombre y su popularidad).

Blue –este guacamayo domesticado que debe aprender a volar- emprende junto a su dueña un viaje a Brasil en búsqueda de su homóloga femenina. Es durante esa aventura, luego de encontrarla, que caen a manos de contrabandistas de animales y de ahí en más comienza la peripecia de la huida en medio a través de un largo camino no exento de alegría y emociones.

 

 

Sin embargo, esta simpática caricatura, que emula al maravilloso guacamayo azul originario de Brasil, también invita a la reflexión.

“El guacamayo de Spix Cyanopsitta spixii es una de ocho especies preparadas para tener sus extinciones confirmadas o consideradas altamente probables, siguiendo un nuevo estudio de BirdLife International”,  escribe Alex Dale en el portal vinculado a la investigación.

Según esta organización vinculada a la protección de aves y animales, que hace referencia a la extinción de esa ave de su hábitat natural, “el último guacamayo azul en vida silvestre pudo haber muerto en Brasil en el año 2000”.

Al mismo tiempo, prosigue, esta ave no es la única que debe llamar la atención, pues forma parte de un grupo selecto de 8 especies que están a punto de extinguirse.

Entre los principales motivos de la desaparición de esta ave de su hábitat natural, según la investigación de BirdLife International, se encuentra la deforestación, un tema que aqueja a la Amazonia y que ha sido advertido por el propio papa Francisco en su encíclica “Laudato si”.

¿Hay alguna esperanza?

Aún varias aves de la especie de Blue están luchando por sobrevivir, pero en cautiverio, no en su hábitat natural.

En 2016, señala BirdLife Internacional, se recuerda un avistamiento de un Spix en la localidad de Curaçá, Brasil, algo que generó esperanza en cuanto a su persistencia en la naturaleza, pero se sospecha que pudo tratarse un ave escapando de algún cautiverio.

 

BLUE GUACAMAYO

Moosh-(CC BY-SA 3.0)

Naciones Unidas y un llamado urgente contra el cambio climático

Lo que pasa con Blue, la deforestación y los efectos del hombre sobre la “casa común” también tiene su punto de contacto con todo lo referente a los dilemas medioambientales y el cambio climático.

En ese sentido, en los últimos días, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, fue enfático al denunciar una parálisis internacional ante este tema y su rápido avance.

“Les he convocado para hacer sonar la alarma. El cambio climático es el asunto definitorio de nuestro tiempo, y estamos en un momento clave. Nos enfrentamos a una amenaza existencial. El cambio climático está avanzando más rápido que nosotros”, dijo Guterres en un discurso en la sede de Naciones Unidas, reproduce EFE.

“Si no cambiamos de dirección para 2020, nos arriesgamos a pasar el punto en el que podremos evitar un cambio climático fuera de control”, agregó.

“Tenemos los incentivos morales y financieros para actuar. Lo que falta, incluso después de París, es liderazgo, un sentimiento de urgencia y un verdadero compromiso con una respuesta multilateral decidida”, sentenció.

De esta manera, tanto Guterres, como el Papa y hasta el propio Blue representan una clara invitación a que aún estamos a tiempo, pero urge rápida acción, la esperanza no está perdida. Ojalá en algún momento podamos seguir divirtiéndonos con este maravilloso personaje llevado a la animación, pero otra vez en casa y en su hábitat natural.

 

 



Fuente