Gareca, el ferviente devoto del Señor de Los Milagros que se salvó de Pablo Escobar


Una revelación inédita sobre el actual técnico de la selección peruana de fútbol, Ricardo Gareca, ha dejado conmocionado a muchos a nivel internacional

“Y sí, Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar”. Esta afirmación, realizada por John Jairo Velásquez, alias “Popeye”, exsicario del narcotraficante más famoso de todos los tempos, el colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria, ha generado un verdadero estruendo en las últimas horas.

En diálogo con El Popular de Perú, “Popeye” cuenta que Escobar tenía planes para con Ricardo Gareca, exjugador de fútbol y actual director técnico de la selección peruana de fútbol.  Por aquel entonces, Gareca se desempeñaba como jugador del equipo colombiano América de Cali, equipo vinculado al principal enemigo de Escobar en la década del 70, el cártel de Cali, organización de narcotraficantes fundada por los hermanos Rodríguez Orejuela, Gilberto y Miguel , y José Santacruz Londoño.

“Pablo Emilio Escobar Gaviria tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra. Incluso secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los Rodríguez, y como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no cooperó”, dijo Popeye durante la entrevista con el medio peruano, quien reconoció que Gareca siempre estuvo en la mira de Escobar, líder del cártel de Medellín, pero no llegaron a él.

“El amor por el fútbol del Patrón salvó a Ricardo Gareca, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el Cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”, indicó.

Por estos días, mientras esta información dio la vuelta al mundo, Gareca continúa con su labor como director técnico de la selección peruana de fútbol. “Son cosas de la que no tengo respuesta”, respondió al ser consultado sobre esta revelación de “Popeye”. Lejos del ruido y el estruendo, Gareca, de origen argentino, se ha transformado en un verdadero símbolo para los peruanos. Este hombre fue uno de los principales protagonistas del regreso de la selección de fútbol peruana a un Mundial luego de 30 años.

 

“El Señor de los Milagros”

En el medio de ese camino, para nada sencillo y cargado de obstáculos, Gareca ha aparecido en varias ocasiones públicamente como un ferviente devoto del Señor de los Milagros, cuya fiesta se celebra con vigor durante este mes de octubre.

Muchos aún recuerdan los rezos de Gareca en el santuario del Señor de los Milagros en lo previo al Mundial o su encuentro con jóvenes seminaristas en la ciudad de Lima.

 

“Elegí para mi vida el camino de la fe. Y eso es lo que en estos meses estoy viviendo”, dijo en alguna oportunidad.

Por estas horas, cuando su nombre vuelve a sonar fuerte, son muchos quienes recuerdan este particular vínculo y su testimonio de fe.

He aquí a Gareca, el ferviente devoto del Señor de los Milagros que se salvó de ser asesinado por Pablo Escobar. Un “milagro” que quizás hasta ahora desconocía y que le brinda un nuevo motivo para agradecer y seguirle rezando.

 



Fuente