Exarzobispo Cox regresa a Chile para enfrentar acusaciones de abuso sexual



El domingo 10 de febrero regresó a Chile el exarzobispo Francisco José Cox, expulsado del estado clerical en octubre de 2018 por el Papa Francisco tras demostrarse que cometió “actos manifiestos de abusos a menores”.

Cox, que residía desde 2002 en Vallendar (Alemania), retornó a Chile para enfrentar a la justicia civil por las acusaciones de abuso sexual que pesan en su contra.

Francisco José Cox fue Arzobispo Emérito de La Serena y tiene hoy 84 años. Está bajo el cuidado del Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt por solicitud de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“Cox ha retornado al país el domingo 10 de febrero en un vuelo proveniente de Frankfurt y a partir de esta fecha reside en una casa particular a las afueras de Santiago, bajo el cuidado de un matrimonio que estará a cargo de prestar las atenciones necesarias que requiere su enfermedad”, informó el instituto en un comunicado firmado el 11 de febrero por el Superior Provincial, P. Fernando Baeza.

Señaló que el retorno se hizo posible luego de los exámenes médicos pertinentes, puesto que Cox padece de síndrome de demencia senil y otras enfermedades debido a su edad avanzada.

“En cuanto al proceso judicial, colaboraremos con lo que se nos solicite y garantizaremos que Francisco José Cox comparezca ante la justicia cuanto ésta lo requiera”, afirmó el instituto.

“Ratificamos, una vez más, el compromiso del Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt por contribuir con la justicia, así como también de asegurar el cumplimiento de los protocolos establecidos para que hechos como este no vuelvan a ocurrir al interior de nuestra Iglesia”, concluye el comunicado.





Fuente