El pesebre más grande del mundo en imágenes


Las noches en Quito ya tienen otro color gracias a un belén gigante que deja a los visitantes maravillados

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La hora de la verdad aconteció el pasado 28 de noviembre. Ese día el parque del Itchimbia, ubicado en Quito, Ecuador, se convirtió en escenario de un atractivo que a esta altura tiene gran repercusión a nivel internacional.

Luego de la expectante cuenta regresiva el encendido del tradicional pesebre gigante del Panecillo se hizo realidad. En ese momento los presentes veían cómo cada una de las imágenes se iban iluminando progresivamente en medio de pirotecnia y gran alegría.

 

 

Esta tradición ya tiene 17 años y en cada instancia el proceso de mejora ha sido constante. El pesebre está compuesto por el Niño Jesús, San José, Melchor, Gaspar, Baltazar, la estrella de Belén, un burro y un buey. Todos junto a la emblemática imagen de la Virgen de El Panecillo  (una enorme estatua, símbolo y orgullo de la ciudad de más de 7.000 piezas que se aprecia desde cualquier punto de la ciudad y que se destaca por tener alas de ángel y que está ubicada sobre la cima de una colina).

 

“Este año hemos cambiado las estructuras de todas las figuras  del pesebre porque las antiguas habían cumplido su vida útil. Además hemos introducido iluminación LED ambientalmente amigable que brinda una mayor luminosidad a todas las figuras del pesebre del Panecillo que es uno de los más grandes e importantes no solamente de América latina, sino de todo el mundo y eso nos llena de orgullo a todos los quiteños”, señaló el alcalde de Quito Mauricio Rodas, reproduce el propio sitio oficial de la Alcaldía.

 

 

Precisamente, en Ecuador se destaca a este pesebre como “el más grande e importante del mundo por la magnitud de las figuras que tienen más de 40 metros de altura, se cuenta con más de 19.200 focos de iluminación incluyendo iluminación LED”.

 

 

De esta manera, no importa en qué lugar uno esté. Desde todos lados es posible visualizar esta gran obra, orgullo de los quiteños y que este año se ha iluminado con anticipación como respuesta a un pedido de quienes lo consideran verdadero símbolo de identidad y regalo para quienes llegan a Quito desde otras partes del país y del mundo.

A continuación te dejamos algunas de las mejores imágenes de este pesebre gigante para que tú mismo lo puedas comprobar y empezar a palpitar la Navidad: 

 





Fuente